Gestión de la Calidad - ISO 9001

Para cualquier organización (empresa, comercio, institución, industria, etc.) la implementación de un sistema de gestión de la calidad es una decisión estratégica que le ayuda a mejorar su desempeño general y le proporciona una base para su desarrollo sustentable.

Un SGC bien implementado mejora el control de sus procesos; brinda herramientas para abordar los riesgos y las oportunidades que se le presenten; así podrá ofrecer a sus clientes productos y servicios que alcanzan sus expectativas, con lo que aumentará su satisfacción. Esto redundará en una mejora de la competitividad y crecerán las oportunidades de negocios.

El mayor reto para una organización que busca la certificación ISO 9001 es no optar por el camino fácil. Decidir desarrollar sus actividades de acuerdo con la norma ISO 9001 (cuando debiera ser exactamente todo lo contrario), dará lugar a un sistema de calidad mal implementado, que será visto como un obstáculo para los involucrados. Muy pocos creerán en él y será difícil lograr una mejora significativa.

El desafío está en dejar de decir: Estamos haciendo esto porque la norma ISO lo requiere, para empezar a decir: Lo hacemos porque nos ayuda.. Y respecto a la certificación: ésta debería ser el resultado natural de un proceso de crecimiento y mejora más que un fin en si mismo.

Como consultor utilizo un enfoque de implementación en el que usted no tendrá que renunciar a lo que ya se está ejecutando bien en su organización; evitando sobrecargar al personal y el crear estructuras documentales abrumadoras, que no aportan valor.

Ing. Juan Lavric
  • 18 años de experiencia en certificación y normalización (IRAM; UL de Argentina); más de 90 organizaciones auditadas en 16 países Ver más
  • Certificado de auditor líder de Sistemas de gestión de la calidad (otorgado por el IRCA del Reino Unido, en conjunto con IRAM)
  • Experiencia en Industrias y servicios
  • Ver Currículum
Para cualquier organización (empresa, comercio, institución, industria, etc.) la implementación de un sistema de gestión de la calidad es una decisión estratégica que le ayuda a mejorar su desempeño general y le proporciona una base para su desarrollo sustentable.

Un SGC bien implementado mejora el control de sus procesos; brinda herramientas para abordar los riesgos y las oportunidades que se le presenten; así podrá ofrecer a sus clientes productos y servicios que alcanzan sus expectativas, con lo que aumentará su satisfacción. Esto redundará en una mejora de la competitividad y crecerán las oportunidades de negocios.

El mayor reto para una organización que busca la certificación ISO 9001 es no optar por el camino fácil. Decidir desarrollar sus actividades de acuerdo con la norma ISO 9001 (cuando debiera ser exactamente todo lo contrario), dará lugar a un sistema de calidad mal implementado, que será visto como un obstáculo para los involucrados. Muy pocos creerán en él y será difícil lograr una mejora significativa.

El desafío está en dejar de decir: Estamos haciendo esto porque la norma ISO lo requiere, para empezar a decir: Lo hacemos porque nos ayuda.. Y respecto a la certificación: ésta debería ser el resultado natural de un proceso de crecimiento y mejora más que un fin en si mismo.

Como consultor utilizo un enfoque de implementación en el que usted no tendrá que renunciar a lo que ya se está ejecutando bien en su organización; evitando sobrecargar al personal y el crear estructuras documentales abrumadoras, que no aportan valor.

Ing. Juan Lavric
  • 18 años de experiencia en certificación y normalización (IRAM; UL de Argentina); más de 90 organizaciones auditadas en 16 países Ver más
  • Certificado de auditor líder de Sistemas de gestión de la calidad (otorgado por el IRCA del Reino Unido, en conjunto con IRAM)
  • Experiencia en Industrias y servicios
  • Ver Currículum